Red Mexicana de Aerobiología, UNAM

Recomendaciones Generales para alérgicos a pólenes

  1. Es necesario conocer que planta/s es la responsable de los síntomas y en que época del año aproximada poliniza/n, con el fin de poder evitar en lo posible su polen. Por este motivo resulta imprescindible que un paciente que tenga síntomas sospechosos de alergia al polen sea evaluado desde el punto de vista alergológico.
  2. Una vez conocida/s la/s planta/s responsable/s, se debe evitar entrar en contacto con estas, para lo que deben aprender a reconocerla en los lugares que frecuenta.
  3. Los días de viento, secos y soleados son los peores, debido a la mayor concentración de polen en el aire.
  4. La concentración de pólenes es menor en el interior de los edificios y cerca del mar.
  5. Si notan la presencia de "síntomas alérgicos" en un periodo distinto al habitual, consulte con su Alergólogo, para estudiar si se ha sensibilizado a otros alergenos.
  6. Evita cortar el césped o ponerte cerca del césped recién cortado.
  7. Mientras dure la época de polinización se debe:
    • Evitar las salidas al campo, zonas ajardinadas y parques.
    • Durante la noche, mantener las ventanas de su habitación cerradas.
    • Ventilar la habitación a primera hora de la mañana.
    • Viajar con las ventanillas del coche cerradas.
    • Evitar viajar en moto o bicicleta.
    • Utilizar lentes de sol, que evitarán el contacto del polen con los ojos. En casos extremos, puede recurrirse al uso de mascarillas.
    • Es recomendable pelar (o lavar) las frutas y los vegetales frescos, por si tuvieran granos de polen en su superficie.
  8. Tenga presente que durante la época de polinización el paciente será más sensible a otros estímulos como catarros, productos químicos irritantes (ambientadores, olores irritantes y penetrantes, humo del tabaco, contaminación, etc.) y también a los esfuerzos físicos.
  9. Evita salir a zonas de abundante vegetación.
  10. Reduce las actividades al aire libre durante la emisión del polen (5-10 a.m.) y durante su descenso desde la atmósfera al enfriarse (7-10 p.m.).

Las personas que padecen de alergias también deben evitar los irritantes en el aire, como el humo del tabaco, los aerosoles, la pintura, los perfumes, los productos de limpieza y otros olores y vapores fuertes.